"El vecino de Abu Hanifa"


Es bien conocido que Abu Hanifa rezaba tahayyud todas las noches, le gustaba rezar y recitar el Quran. Tenía un vecino que era un alcohólico, lo que le llevaba a cantar a pleno pulmón por las noches y recitar poesías obscenas. Obviamente, todo ello molestaba mucho al Imam.

Sin embargo, una noche no escuchó cantar al borracho, lo cual le sorprendió y alarmó. Al día siguiente, fue a enterarse y otros vecinos le comentaron que había sido detenido por escándalo público y encerrado en la cárcel.

Abu Hanifa era el imam y qadi (juez) más respetado de su tiempo. Ello no le impidió dirigirse inmediatamente a la cárcel a visitar a su vecino. Cuando el gobernante se enteró de esta visita, y de que el motivo era la preocupación de Abu Hanifa por su vecino, mandó inmediatamente que le soltaran.

El vecino, asombrado y agradecido, fue a ver a Abu Hanifa para preguntarle por qué hizo aquello. Abu Hanifa le contestó: "Porque tú tienes un derecho sobre mí como vecino que eres, y yo no he sido negligente en mi actitud".

El vecino, escuchando aquello, sintió un profundo arrepentimiento, pidió perdón a Allah, y abrazó el Islam para nunca más soltarlo.

FIN
1 Response
  1. mariam Says:

    Salam alaikum.
    Podria poner la fuente del cuento.
    Baraka lahu fik.