El Profeta Zakariya y el Profeta Yahya

Zakariya y su mujer eran muy viejos, y para su desgracia no tenían aún hijos. Tenían muchas ganas de tener un hijo y, por eso. Zakariya le pidió a Dios: -Haz que mi mujer y yo tengamos un hijo antes de morir-.

Cuando Zakariya estaba haciendo su petición, se le apareció un ángel de Dios. -Has hecho una petición a Dios y Dios te ha escuchado-, le dijo el ángel. -Pronto, tu mujer tendrá un hijo y su nombre será Yahya. Será un hombre bueno y respetable, y será un profeta de Dios-.

Aunque Zakariya lo había pedido, se sintió sorprendido: -Pero si mi mujer y yo somos muy viejos-, dijo -¿Cómo podremos tener un hijo?

-Cuando Dios quiere una cosa, ésta ocurre-, le aseguró el ángel. -Como signo de que vas a tener un hijo, no podrás hablar con nadie durante tres días-.

Y así ocurrió que aún cuando Zakariya quería hablar con alguien, no podía mover la lengua. Sólo una vez pasados los tres días pudo volver a hablar. Entonces supo que iba a tener un hijo. Los dos, el y su mujer, estaban muy contentos. Rezaban a Dios y le daban gracias y, cuando les nació el hijo, le pusieron de nombre Yahya.

Yahya era un hijo bueno que quería a sus padres. Rezaba a Dios junto con su padre Zakariya y su madre. Los tres hacían siempre buenas acciones. Yahya era muy amable y bueno con toda la gente y con los animales. Nunca mostraba orgullo ni mal genio, y Dios le hizo Su Profeta. Yahya fue un servidor de Dios humilde y piadoso, y siempre le dijo a la gente que rezaran a Dios porque Dios había creado a la Humanidad.

La bendición que Dios dio a Yahya puede encontrarse en el Corán: “La paz estaba con él el día en que nació y en el día en que murió, y la paz estará con el cuando vuelva de nuevo a la vida”.

Todo aquel que sea tan bueno y piadoso como el Profeta Yahya, será bendecido por Dios con una paz eterna.

AL-KAUZAR

En el nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso. Te hemos dado la abundancia. Reza, pues, a Tu Señor y ofrece sacrificios. Ciertamente, quien te odia está desahuciado.

At tasha hud

clicar la imagen para verla en grande