Como Ibrahim a. s. Llegó a conocer a Allah







Plegaria al mirar al cielo


Mi escuela مدرستى



SABAHUL JAIRI MADRASATI
BUENOS DIAS MI ESCUELA
SALAMUL LAHI AJAUATI
LA PAZ DE ALLAH OS DESEO HERMANOS
HUNA TAHLU LI AD DUNIA
AQUI ME ES DULCE LA VIDA
HUNA 3ASHQI UA ASHYANI
AQUI ESTAN MI CARIÑO Y MIS PENAS
HUNA NAHIA BILA HAQDIN
AQUI VIVIMOS SIN ODIO
BILA UASUASI SHAITANI
SIN LA TENTACION DEL DEMONIO
UA HUBUL LAHI IAYMA3UNA
Y EL AMOR A ALLAH NOS UNE
UA IARA3AKUM UA IA3ARANI
Y OS CUIDA Y ME CUIDA
UA KAM MIN SAHIBIN FIKUM
Y CUANTOS DE VOSOTROS AMIGOS
BI FADLIL LAHI A3ATANI
POR EL FAVOR DE ALLAH ME FUERON DADOS
MINAL AJLAQI MAKRUMATAN
DE SU CARACTER SON GENEROSOS
FASARAT TILKA 3ANUANI
Y AHORA ESO ES MI INCLINACIÓN
UA KAM LI MIN ASATIDHATIN
Y CUANTOS PARA MI DE MIS PROFESORES
AFADUNI UA AJAUATI
ME HACEN LLEGAR A MI Y A MIS HERMANOS
SHUMUSUN NURUHA FINA
UNA BRILLANTE LUZ EN NOSOTROS
UA TURSHIDU KULLA HAIRANI
QUE ENCAMINA A TODOS LOS PERDIDOS

El mejor amigo de Allah




Plegaria al bajar la lluvia


EL Profeta Lut (Lot)


EL Profeta Lut (Lot)

El Profeta Lut y su familia vivían entre gentes muy desobedientes y malvadas. Estas gentes hacían muchas cosas que Dios había prohibido. Así que Dios ordenó a Lut que les dijera: -Debéis dejar de hacer el mal y creer en Dios. Dios me ha enviado para avisaros de un castigo terrible que caerá sobre vosotros si no le obedecéis.

Pero la gente se negó a escuchar a Lut. Y llegaron a reírse de el porque no les acompañaba cuando hacían cosas malvadas.

Un día, unos visitantes vinieron a ver a Lut. La gente malvada quiso coger a sus visitantes para hacerles daño. Lut temía que no iba a poder proteger a sus invitados. Pero, para gran sorpresa y alivio de Lut, los visitantes dijeron: -No tienes por qué tener miedo. Estos malvados no pueden hacernos daño, porque nosotros somos enviados de Dios. Hemos venido de parte de Dios para decirte que lleves a tu familia y abandones la ciudad por la noche. Ninguno de vosotros debe volver la cabeza para mirar atrás, ni quedarse rezagado. Sólo los que salgan sin mirar hacia atrás se salvarán-.

Enseguida Lut, se dio cuenta de que eran verdaderamente ángeles enviados por Dios. Habían venido para que Lut y su familia pudieran escapar y ponerse a salvo, porque Dios iba a castigar a los malvados de aquella ciudad. Lut y su familia, que habían creído y rezaban a Dios iban a ser salvados.

Inmediatamente, Lut y su familia se prepararon y salieron de su casa por la noche cuando estaba oscuro, para que la gente malvada no les viera. Pero, justo cuando estaban alejándose, la mujer de Lut se volvió y se quedó rezagad, negó a creer en Dios y fue desobediente. Y por eso no se salvó del castigo y de la muerte cuando Dios envió una lluvia de fuego y de piedras. Todas las casas de la ciudad quedaron destruidas y los desobedientes murieron bajo la lluvia de fuego y piedras.

Solamente Lut y el resto de su familia fueron rescatados ellos alabaron a Dios y le dieron gracias por haberles salvado.

El camello del profeta Salih (A.S.)




Plegaria al salir del baño

Plegaria al entrar en el baño

Plegaria del trueno


La ciudad de muchas columnas




Plegaria al estornudar


Anaseed de los numeros نشيد الارقام


واحد اثنين ثلاثه .. اربعه خمسه سته .. سبعه ثمانيه تسعه .. عشرررررررره

وقف الواحد ليصلي

ركع الاثنان لربي

وثلاثة واحد واثنان

والأربع اثنان واثنان

والخمسة كعكة السكر

والستة وقفت لتفكر

والسبعة تنظر للنجمة

وثمانية عكس السبعة

وعصى جدي مثل التسعة

والصفر مع الواحد عشرة

uahidu iznan zalaza arba3 jamsa sitta saba3 zamania tis3a 3ashraaaa

uno dos tres cuatro cinco seis siete ocho nueve dieeeeezzzz

uaqafa al uahidu liusali

se paro el uno para rezar

raka3a al iznani li rabbi

se inclino el dos a Su Señor

uaz zalaza uahid ua iznain

y el tres son uno y dos

ual arba3 iznain ua iznain

y el cuatro son dos y dos

al jamsa ka3katus sukar

y el cinco es un pastel de azucar

aus sitta uaqafa litufakir

y el seis se paro a pensar

uas sab3a tandhuru lil nayma

y el siete mira las estrellas

auz zamaniatu 3aksus saba3a

y el ocho es un siete al reves

ua 3asa yadi mizli tis3a

y el baston de mi abuelo es como el nueve

uas sifro ma3al uahid 3ashra

y el cero con el uno son diez

Plegaria al bostezar


La historia del profeta Nuh y el arca







Plegaria al levantarse