JALAL Y LA GAVIOTA

Cuando viajaba en ferry y hacía buen tiempo, lo que más le gustaba a Jalal era sentarse en cubierta; de este modo, veía el mar más de cerca y podía mirar a su alrededor con más facilidad. Un día Jalal se embarcó en el ferry con su madre. Enseguida, fue a sentarse en cubierta. Un grupo de gaviotas seguía al barco como si estuviesen echando una carrera. Las gaviotas hicieron una exhibición maravillosa, arremolinándose y girando en el aire, y disputándose los trozos de pan que les tiraban los viajeros.

Una de ellas se acercó planeando y aterrizó al lado de donde estaba sentado Jalal. “¿Te ha gustado nuestra exhibición de vuelo?”, le preguntó. “He observado que nos mirabas con mucha atención. ¿Cómo te llamas?”

“Me llamo Jalal. Sí, me ha gustado mucho. Me he fijado en que podéis permanecer en el aire sin batir las alas. ¿Cómo lo conseguís?”


La gaviota asintió con la cabeza: “Las gaviotas nos situamos según la dirección del viento. Incluso si éste es muy débil, las corrientes de aire ascendentes nos elevan. Utilizamos este movimiento y así podemos hacer largos viajes sin mover las alas.”

“Nos movemos hacia delante y hacia atrás en las masas de aire que se elevan del mar”, continuó. “Estas corrientes hacen que siempre haya aire bajo nuestras alas, lo que nos permite permanecer en él sin gastar demasiada energía.”


Jalal no estaba muy seguro de haberlo comprendido bien: “Os he visto en el cielo sin mover las alas, como si estuvieseis colgadas. ¿Y eso lo hacéis actuando según la dirección del viento? Lo entiendo pero, ¿cómo calculáis la fuerza y dirección del viento?”

“Resulta imposible que nosotras, con nuestro poco entendimiento, podamos hacer algo así”, empezó diciendo la gaviota. “Cuando Dios nos creó, nos enseñó cómo volar y cómo permanecer en el aire sin gastar energía. Son ejemplos que prueban la existencia de Dios y nos hacen comprender Su poder.”


Jalal pensó en otra pregunta: “Sí, permanecéis suspendidas en el cielo como si estuvieseis sujetas con una cuerda. Para hacer algo así necesitaríais saber matemáticas muy bien y ser capaces de hacer unos cálculos muy detallados. Sin embargo, es algo que hacéis sin problema desde el primer vuelo, ¿verdad?”

“Desde luego”, asintió la gaviota. “Nuestro Señor dio a cada ser vivo la inspiración que necesita. Todos hacemos lo que se nos ha dicho que hagamos. Nunca olvides que Dios todo lo abarca y que todo está bajo Su control. Él es el Señor de todas las cosas. En el Corán puedes encontrar muchos versículos que hablan de esto. El ferry se está acercando a tierra, y yo voy a reunirme con mis amigas. Hasta la vista.”


Jalal observo cómo su nueva amiga se alejaba volando, haciéndose cada vez más pequeña en la distancia.


Cuando llegó a casa, Jalal buscó en el Corán un versículo que hablara de que todo está bajo el control de Dios. Lo encontró en la sura Hud, y enseguida lo aprendió de memoria:

“Ciertamente, he puesto mi confianza en Dios, [que es] mi Sustentador y también vuestro Sustentador: porque no existe criatura viva a la que Él no tenga asida por el copete. ¡En verdad, el camino de mi Sustentador es recto!” ( Sura 11:56 Hud.)

“¿Es que esos [que niegan la verdad] no se han parado jamás a considerar a las aves, volando suspendidas [por Dios] en el aire, y que nadie excepto Dios las mantiene en vuelo? ¡Ciertamente, en esto hay en verdad mensajes para una gente dispuesta a creer!” ( Sura 16:79 La abeja.)

El profeta Suleiman

El Profeta Suleiman (Salomón)

Salomón era hijo de David. Como ya sabéis, Salomón era ya muy justo cuando aún era un muchacho, y llegó a ser muy conocido y respetado por su sabiduría. Cuando se hizo un hombre, Dios le hizo Su Profeta. Dios le enseñó también a entender el lenguaje de los pájaros y de los animales. Pero, a pesar de su sabiduría y de sus grandes riquezas, Salomón nunca olvidó a Dios. Sabía que todo lo que es bueno viene de Dios. Por esto, siempre decía a su gente: -Dad gracias a Dios por el bien que os ha dado y por Su generosidad. Adorad a Dios y haced buenas obras.

Una vez, Salomón y sus soldados iban marchando por un valle habitado por hormigas. Salomón oyó como una hormiga le decía a otra -¡Rápido, apartaos del camino y escondeos!, ¡Vienen Salomón y sus soldados y nos pisarán, y ni siquiera se darán cuenta de que lo han hecho!

Salomón que, por supuesto, podía entender la lengua de las hormigas, se rió y ordenó a sus soldados que se detuvieran y esperaran a que las hormigas se pusieran a salvo. Luego rezó a Dios: -Oh Dios, ayúdame a hacer buenas acciones para que Tu estés satisfecho conmigo-.

Un día, Salomón llamó a todos los pájaros para que se reunieran en torno a el, pero cuando echó un vistazo a la bandada, se dio cuenta de que faltaba la Abudilla. Salomón esperó un tiempo y cuando estaba a punto de decidir no esperar más, apareció volando de repente la Abudilla y se posó junto a Salomón. -Vengo de una ciudad muy lejana que se llama Saba-, dijo la Abudilla. -La gente es muy rica y tienen una reina que se sienta en un trono magnífico. Aquella gente adora al sol y creen que es correcto tomar al sol como Dios. Pero se equivocan, ¿verdad que si? Nunca encontrarán el camino correcto hacia Dios si siguen así. Dios es el único al que las criaturas deben adorar-.

Salomón escribió entonces una carta a la Reina de Saba y mandó a la Abudilla para que se la entregara.

Cuando la reina de Saba recibió la carta mandó llamar a todos los sabios de la ciudad. -He recibido una carta de Salomón-, les dijo. -En ella, Salomón me escribe que debemos creer en Dios y adorarle sólo a El. ¿Qué me aconsejáis que debo hacer?

-Somos muy poderosos y podemos enfrentarnos con Salomón, pero tú debes decidir lo que vamos a hacer-, respondieron los sabios.

-Pero una guerra-, explicó la reina,-podría provocar la destrucción de nuestra ciudad, y nuestros mejores guerreros se convertirían en luchadores crueles. Por lo tanto, preferiría no declarar la guerra. En vez de eso, mandaré un regalo a Salomón-.

Cuando los enviados de la reina de Saba llegaron con el regalo, se quedaron muy sorprendidos al ver que Salomón se ponía muy enfadado. -¿Por qué me traéis estos objetos, en vez de seguir mi consejo?- les riñó Salomón. -Lo que Dios me ha dado es mejor que todos estos regalos. ¡Volvéos a vuestra reina y llevaos sus regalos!-

La Reina de Saba, cuando supo que Salomón había rechazado su valioso regalo, se quedó también muy, sorprendida. Y decidió entonces ir ella misma a ver a Salomón. Hizo reunir a la gente y realizó los preparativos para el viaje a la ciudad de Salomón.

Cuando la reina llegó, Salomón le habló acerca de Dios y ella comprendió lo equivocada que había estado al adorar al sol. -Estás en lo cierto-, le dijo a Salomón, -de ahora en adelante, sólo adoraré a Dios. El es nuestro único Señor y debemos obedecerle sólo a El-.

El rey cruel ahogado



El salat

clicar la imagen para verla mas grande.











لبيك رسول الله Te seguimos profeta de Allah

فـداك أبـي وأمــي يــا رســـول الله

fidaka abi ua ummi ia rasulu Allah

por ti mi padre y mi madre, oh profeta de Allah
دونك روحى و دمـي يــا رســـول الله

fidaka ruhi ua dami ia rasulu Allah

por ti mi alma y mi sangre, oh profeta de Allah
نحـرى دون نحـرك لـــبـــيـــك

nahri duna nahrik labaik

mi cuello por tu cuello. Te seguimos
لـــبـــيـــك لبـيـك رســول الله

labaik labaika rasulu Allah

te seguimos profeta de Allah
روحــي تـفـديـك لبـيـك رســول الله

ruhi tafdik. labaika rasulu Allah

mi alma por ti. Te seguimos profeta de Allah
مـا هـنـا إلا لـمـاغابـت سيرتكـم عنـا

ma huna ila lamma gabat siratukum 3anna

no fue nuestra humillación sino cuando desapareció tu vida de entre nosotros


لا نملـك أن ندفعهـم وملـوك العالـم كنّـا

la namliku anna nadfa3ahum ua mulukul 3alami kunna

no tenemos como rechazarlos y reyes del mundo fuimos


فلنرجع عهد الإسـلام ولنوقف صمت النّـوام

fal nuryi3a 3ahdal islam ual nuqid samtun nauam

que vuelva la era del Islam y pare el silencio de los durmientes
ولتنهض أمـة سيدنـا بالإيمـان والإقــدام

ual tanhad ummatu saidina bil iman ual iqdam

y que se levante la nación de nuestro profeta en la fe y el progreso
لـــبـــيـــك لبـيـك رســول الله

labaika rasulu Allah

te seguimos profeta de Allah
روحــي تـفـديـك لبـيـك رســول الله

ruhi tafdik labaika rasulu Allah

mi alma por ti. te seguimos profeta de Allah
قد رسموك استهـزاء ما عرفوا رحمة قلبـك

qad rasamuka istihzaa ma 3arafu qalbik

te han dibujado burlandose y no sabian la clemencia de tu corazón
لم يدروا كـم نهـواك نرجو الفردوس بقربك

lam iadru kam nahuaka naryul firdausa biqurbik

no pueden saber por cuanto de tu merito deseamos el paraíso a tu lado
لو عرفوا الطلقاء بمكة لو سمعوا بيهود الجار

la 3araful tulqua mi makka lau sami3u biiahudil yur

si supieran cuantos fueron liberados en Meca si oyeron cuantos judios eran tus vecinos
لاشتـاقـوا لنبـيـي وأضاء فؤاد منهم وأنار

lashtaqu li nabii ua adaa fuadi minhum ua anar

desearian que el profeta ilumira sus corazones con la luz
لـــبـــيـــك لبـيـك رســول الله

labaika rasulu Allah

a ti seguimos profeta de Allah
روحــي تـفـديـك لبـيـك رســول الله

ruhi tafdik. labaika rasulu Allah

mi alma por ti. a ti seguimos profeta de Allah
فـداك أبـي و أمـي يــا رســـول الله

fadaka abi ua ummi ia rasulu Allah

por ti mi padre y mi madre profeta de Allah
دونك روحي و دمـي يــا رســـول الله

dunaka ruhi ua dami ia rasulu Allah

por ti mi alma y mi sangre profeta de Allah
نحـرى دون نحـرك لـــبـــيـــك

nahri duna nahrak labaik

mi cuello por tu cuello. a ti seguimos
لـــبـــيـــك لبـيـك رســول الله

labaik labaika rasulu Allah

a ti seguimos profeta de Allah
روحــى تـفـديـك لبـيـك رســول الله

ruhi tafdik. labaika rasulu Allah

mi alma por ti. a ti seguimos profeta de Allah
إلاك........إلاك رســــول الله

il-lak il-lak rasulu Allah

solo tu solo tu profeta de Allah
روحــى تـفـديـك تفديـك رســول الله

ruhi tafdika tafdik rasulu Allah

mi alma por ti por ti profeta de Allah